10 mayo 2012

Oración de envío misionero





Señor Jesucristo, que nos envías al mundo así como el Padre te ha enviado, concédenos el gozo de redescubrir en tu Palabra las raíces profundas de nuestra vocación misionera. 
Lávanos de nuestras infidelidades, cobardías y omisiones, aleja nuestros temores y egoísmos.
Pon palabras de paz en nuestros labios, amor en nuestras manos, ternura en nuestros gestos, ardor y verdad en nuestro testimonio.
 Úngenos con el crisma de tu  Santo Espíritu para seguir tus pasos al encuentro de toda persona, y transformados así en discípulos misioneros, envíanos, Señor, una vez más, hasta los últimos confines de la tierra para anunciar con alegría la buena nueva de tu Evangelio.
Amén
*************** 

Recojo todo tipo de oraciones que me entreguen por donde ando. Ésta la tomé de un volante auspiciado por varias instituciones eclesiales, y me gustó, pero no hay que tomar el deber de hacer apostolado sólo como irnos a lejanas misiones; no, por el bautismo tenemos el grave deber de trasmitir la fe de palabra, obra y ejemplo a toda criatura empezando por casa, el vecindario, parientes, amigos y el que pasa a nuestro lado. 
Si no podemos entrar en una catequesis formal, al menos debiera ser una picazón permanente, que nos haga movernos por correr las fronteras del Reino de Dios que puede estar, sencillamente, en un alma que lo quiera conocer. 

No hay comentarios.: